Dieta cruda para gatos
Articulos traducidos del ingles al español

Agua vs Cristales

Un caso: “Mi gata de 4 años de edad, es una sobreviviente de las piedras en la vejiga.  Tenía 5-6 piedras de cristalitos en la vejiga que se retiraron este año.  Ella ha estado comiendo una dieta cruda desde entonces, exclusivamente. Me he dado cuenta, sin embargo, que su consumo de agua ha llegado a cero desde el inicio de la dieta cruda.  He ido añadiendo 6-8 cucharaditas de agua a su alimento crudo en cada porción para compensar que no beba agua directamente del bebedero y no solo de su comida.  También probé una fuente de agua Cat-It y no le gustó nada. Ha sido estudiada en cuatro ocasiones desde su cirugía con rayos X y la vejiga no tiene ningún cristal. Por lo tanto, va a hacer un año desde que mi gato tubo cálculos de oxalato que fueron retirados y hasta el momento no hay recurrencias, esto basado en los resultados que incluyen radiografías y análisis de orina.  Su veterinario está haciendo lo que hay que hacer para vigilarla con cuidado, incluyendo a los controles las radiografías como parte de ese seguimiento, porque los análisis de orina por sí solos no pueden descartar o descartar recurrencias de cálculos de la vejiga.”
 
En mi experiencia y la de muchos otros profesionales, sabemos que cuando los gatos comen solo comida enlatada (debe ser competa y de buena calidad) o una dieta basada en carne, rica en agua, cruda y equilibrada, beben poco o nada de agua.  Esto es normal para los gatos, ya que evolucionaron como depredadores carnívoros en un ambiente desértico.  Su fisiología esta adaptada para obtener el agua que necesitan a través de su dieta, lo que naturalmente consistía en pequeños mamíferos, aves, incluso reptiles y insectos de vez en cuando, como en el desierto no hay charcos, arroyos, lagunas o ríos, ellos tomaban el agua de las presas que comían.

La adición de agua extra a la dieta de los gatos que han tenido cristales o piedras urinarias no puede hacer daño, siempre y cuando al gato le guste y este consumiendo suficiente cantidad de la comida equilibrada para mantener un peso corporal saludable.  De hecho, puede ayudar, como la dilución de la concentración de la orina del gato disminuirá la capacidad de formación de los tipos más comunes de minerales urinarios, como fosfato de calcio y fosfato de amonio magnesio, también conocido como de estruvita, para formar cristales o piedras.  Los alimentos secos, incluso las dietas secas de venta con receta para cristales urinarios, nunca son la mejor opción, ya que contienen casi nada de agua.  Cuando los gatos están con las dietas secas, van a beber agua de su bebedero, pero a menudo no toman la suficiente para mantener su cuerpo hidratado de forma óptima o producir la orina ligeramente diluida.

Hay numerosos alimentos enlatados con receta que utilizan los veterinarios para tratar de controlar los cristales urinarios y piedras, pero a menudo la misma cosa se puede lograr con las dietas crudas o cocidas equilibrados, ya sea casera o preparada comercialmente.  La mayoría de los alimentos de venta con receta en lata contienen fraccionaron los productos de grano tales como almidón de maíz y gluten de maíz, que, en algunos gatos, no se digieren ni se metabolizan correctamente.  También hemos aprendido, de la manera difícil, que mediante la formulación de un tipo de alimento para prevenir un tipo de cristal o piedra, a la larga termina formando gatos con otros tipos de cristales o piedras.  Casi todos los alimentos para gatos comerciales acidificados para tratar de prevenir la formación de cálculos de estruvita, causaron que ahora haya una epidemia de cálculos de oxalato de calcio, ya que tienden a formarse en la orina más ácida.  La lección de todo esto es que el pH de la dieta no es la solucion al problema.
 
Es importante reconocer que en la medicina veterinaria no puede explicar por qué algunos gatos son propensos a desarrollar cristales y / o piedras urinarias y por qué algunos otros gatos no, incluso comiendo dietas secas.  Es evidente que hay cierta tendencia en algunos individuos o susceptibilidades presentes algunos gatos a desarrollar estos problemas.