Dieta cruda para gatos
Articulos traducidos del ingles al español

Vomitos

Una consulta: “Mis gatos a los cuales alimento con dieta cruda a veces vomitan la comida que acaban de comer.  Sucede con diferentes tipos de carne, así que no creo que sea un alimento en particular.  ¿Por qué hacen esto y hay algo que pueda hacer para detenerlo? También he visto que algunos de mis otros gatos intentan ingerir los vómitos de otros.”

Muchas personas pueden confundir el vómito con la regurgitación de los gatos. Su pregunta suena como si su gato estuviera regurgitando en lugar de vomitando.  El vómito, es en realidad mucho más común en los gatos que la regurgitación, en mi opinión.  Sin embargo, si la acción ocurre dentro de 30 minutos a 2 horas después de comer, puede ser una regurgitación.  Comencemos explicando la diferencia.  La regurgitación es una acción pasiva donde los alimentos no digeridos son expulsados del esófago.  El alimento regurgitado por lo general se parece mucho a lo que se comió y, a menudo, se presenta en forma de “cigarro”.  Puede estar acompañado de líquido.  La regurgitación suele ser sencilla y no involucra levantamiento o fuertes contracciones abdominales.  El vomitar, por otra parte, se acompaña generalmente del empuje de la cabeza.  El vómito será ácido y tendra un olor agrio.  También puede tener un líquido amarillo, que es la bilis del estómago, mezclado con el material digerido.

Si su gato regurgita sólo ocasionalmente, una o dos veces al mes, entonces puede no ser motivo de preocupación.  Si sucede con frecuencia, entonces usted debe llevar a su gato aun veterinario para ver si hay una causa médica subyacente.  Hay varias condiciones y enfermedades que pueden causar problemas con el esófago de un gato.  Estas condiciones deben descartarse como causas de la regurgitación crónica.  Cualquier defecto en el esófago puede causar regurgitación.  Esto podría ser el resultado de un defecto congénito, tal como un arco aórtico persistente, en el que un vaso sanguíneo envuelto alrededor del esófago causa una estenosis.  Las estenosis también pueden resultar de un trauma o reflujo ácido causado por otras enfermedades.  Cualquier vómito crónico puede conducir a problemas esofágicos debido al contacto ácido con el esófago.  Condiciones neurológicas, desequilibrios hormonales, cáncer o un objeto extraño en el esófago pueden causar regurgitación.  Pero, la mayoría de los gatos que regurgitan infrecuentemente no tienen una condición médica y el dueño puede manejar a menudo la situación con algunos cambios simples.

Algunos gatos regurgitan la comida simplemente porque han comido demasiado en una sesión.  Sus estómagos están llenos y el alimento se remonta hasta el esófago.  ¿Cuánto es comer demasiado? puede variar bastante.  Lo que un gato puede comer sin problemas puede ser demasiado para otro gato.  Trate de alimentar sólo una pequeña cantidad, un par de cucharadas o una cantidad del tamaño de una nuez.  Espera treinta minutos.  Si no vuelve a regurgitar, a continuación, alimentar un poco más.  Su gato puede requerir comidas más pequeñas y más frecuentes.
 
Regurgitar trozos de carne no es raro.  Si su gato hace esto, intente alimentar trozos más pequeños y menos de una vez.  Puesto que usted mencionó que su gato regurgita diversos alimentos, es poco probable que es una intolerancia del alimento.  Para otros que experimentan este problema, debe tenerse cuidado de observar si la regurgitación sólo ocurre con un alimento o alimentos en particular.  Algunos propietarios informan que el hígado, en cualquier cantidad, hace que sus gatos regirguiten.
 
Tenga en cuenta la temperatura de los alimentos.  Si está demasiado frío (esto en caso de dietas crudas, o comidas enlatadas), puede conducir a una regurgitación.  Trate de calentar la comida (esto en caso de dietas crudas, o comidas enlatadas),  colocándola en una bolsa de tipo Ziploc,y  luego en un recipiente de agua tibia por unos minutos antes de servir.  No en el microondas, ya que esto sólo cocina la comida (si es dieta cruda).

Los gatos a veces se dirigen al recipiente de agua inmediatamente después de comer una comida.  Un montón de líquido después de una comida podría causar regurgitación.  Observe el comportamiento de su gato para ver si esto es parte del patrón.  Usted puede intentar quitar el recipiente de agua durante las comidas para evitar esto.  Y poner abundante agua fresca en el recipiente después de una hora (¡pero cuidado! ¡No vaya a olvidarse de reponer el agua!).

Trate de reducir el estrés durante las comidas.  Los gatos que tienen miedo de otros gatos devoran rápido su comida y como consecuencia regurgitan.  Si es necesario, alimente a los gatos en habitaciones separadas para reducir la competencia.

En cuanto a que sus otros gatos intenten comer lo que regurgita otro gato, eso no es inusual en absoluto.  La comida no ha sido digerida aun y los gatos no ven nada malo con comerlo, por eso intentan hacerlo.