Dieta cruda para gatos
Articulos traducidos del ingles al español

Etiqueta


Como leer una etiqueta de ingredientes de un alimento para gatos.

Aquí es donde se pone difícil.  El sistema de etiquetado actual de los alimentos para mascotas es deficiente en cuanto a información utilizable.  Los números de "análisis garantizado" que se encuentran en una lata de comida simplemente ofrecen una amplia gama de los niveles de agua, proteínas, grasas, etc., que están contenidos en los alimentos.  Usted puede obtener una idea aproximada de lo que hay en la comida, pero, debería ser obligatorio poner los datos más precisos posibles . Sin embargo, no veo que esto vaya a ocurrir en un corto plazo.
En cuanto a la lista de ingredientes también da una imagen incompleta de lo que realmente hay en el alimento, en términos de cantidad de cada ingrediente.  Sin conocer la cantidad real de cada ingrediente, no tenemos ni idea del impacto del ingrediente en el perfil nutricional de los alimentos. 
 

 
Publicitar los ingredientes altos en carbohidratos (como el arroz) no es un buen negocio para las marcas de alimentos. Ya que no es un buen negocio poner en la etiqueta que el alimento contiene un alto contenido de carbohidratos (arroz). 
Entonces ¿cómo saber realmente la cantidad de arroz que se encuentra en la comida?  Esta presente en una cantidad pequeña o una gran cantidad?  Por esta razón, es importante tener en cuenta no sólo la lista de ingredientes sino mirar también en el perfil de proteínas / grasas / carbohidratos de los alimentos que se puede ver en un gráfico de muchos alimentos comerciales.
 Un buen ejemplo del problema anterior es un alimento como Wellness® enlatados.  A primera vista, este alimento puede ser despedido como no apropiado para un carnívoro, ya que contiene varios ingredientes altos en carbohidratos en forma de frutas y verduras.  Sin embargo, en la realidad, el nivel de hidratos de carbono bajo (3-5%) nos dice que la cantidad de frutas y verduras es muy baja.
 Si un alimento no tiene el perfil de proteínas y grasas usted puede ponerse en contacto con la empresa y solicitar el desglose de sus alimentos en términos de las calorías que provienen de proteínas, las calorías que provienen de la grasa y las calorías que provienen de los carbohidratos.  En condiciones óptimas, la dieta de su gato no podrá adquirir más del 10 por ciento de sus calorías de los carbohidratos.
 Las palabras o "premium" "natural" o "recomendado por veterinarios" no son necesariamente indicativos de alta calidad.  Además, si usted está pensando en una alimentación "específica para una raza", por favor, no caiga en las reivindicaciones completamente absurdas que estas empresas hacen con respecto a estas dietas.  Un siamés no es diferente de un persa o un Maine Coon - o un "gato callejero" – en cuanto a la composición de una dieta óptima.
 Al contrario de lo que suele creerse, muchas, si no todos, de las llamados "dietas de prescripción" que se venden en los hospitales veterinarios no están formulados para una salud óptima de un carnívoro.  Muchos de estos productos contienen maíz, trigo y soja, que no tienen un lugar lógico en la dieta de su gato y estas dietas son a menudo muy altas en hidratos de carbono.  Muchos de ellos también contienen subproductos como principal  fuente de proteínas.  Tenga en cuenta que no todos los subproductos son inferiores en calidad.
 También es importante señalar que la colina de - el fabricante de Ciencia Diet® - sigue utilizando conservantes extremadamente cuestionables, tales como BHA, BHT y etoxiquina en muchos de sus productos.  Otras compañías han abandonado la práctica de la utilización de estos productos químicos como conservantes – y optan por métodos más naturales y más seguros.  Por desgracia, muchos veterinarios están muy mal educados en el área de la nutrición.  Con demasiada frecuencia, sus recomendaciones son tomadas de la industria de alimentos para mascotas que no siempre tienen el mejor interés en la salud de los gatos a la hora de la formulación de sus productos.  En la mayoría de los casos, usted tendrá que pagar mucho más dinero de lo que debe ser por los ingredientes de baja calidad, ya que muchos de estos productos cuando se encuentran en venta libre tienen un precio mucho menor.
 


Como primer ingrediente busque una carne de músculo, no una carne de órganos como el hígado. La carne de músculo se mostrará como "pollo" o "pavo", etc., no "pollo subproductos de pollo" o "harina de subproductos", o "caldo de pollo" o "hígado".  "Carne de pollo" es técnicamente una carne de músculo, pero el término "harina" denota que se ha rendido (cocinado durante mucho tiempo a temperaturas muy altas) y es de menor calidad que la carne que no ha sido tan fuertemente procesada.  La harina de subproductos  se encuentra más comúnmente en los alimentos secos.  Los subproductos incluyen los pies, los intestinos,  las plumas, cáscaras de huevo, etc., y pueden ser menos nutritivos que la carne.  Los subproductos también pueden ser carne de órganos muy nutritiva, pero el problema es que no sabemos realmente lo que el término "subproductos" incluye.
Los granos deben estar ausentes, pero, por desgracia, los granos son baratos, así que se incluyen en muchos alimentos para gatos comerciales.  Piense "margen de beneficio."  El grano es más barato que la carne.  Si están presentes los granos, deben ser en cantidades mínimas.  Aquí es donde  verificar el contenido de carbohidratos entra en juego.  Es ideal una dieta libre de granos.  El maíz, el trigo y la soja se cree que son alergenos comunes (como es la levadura) y estos hidratos de carbono de estos granos también causarán un rápido aumento de azúcar en la sangre en muchos gatos.  La soja contiene fitoestrógenos y también influye negativamente en la glándula tiroides.  Teniendo en cuenta que el hipertiroidismo es común en el gato, la soja no tiene por qué estar en la comida para gatos.  Por desgracia, la soja es un ingrediente comúnmente utilizado por los fabricantes de alimentos para mascotas.