Dieta cruda para gatos
Articulos traducidos del ingles al español

Enfermedad periodontal

En setiembre de 2011, recibí mi llamada de atención en cuanto a la salud bucal felina.  Con la advertencia habitual de que usted debe recordar que todo esto viene de una persona común, no de un veterinario, lleve a mi gato Wilson a un dentista veterinario para abordar su inflamación de las encías.

Después de ver las fotografías tomadas por el veterinario de la boca de mi gato Wilson, ver los rayos X,  la charla post-operatorio después de su cirugía a manos de un dentista veterinario talentoso y volver a casa con un bolsillo mucho más ligero y un gato que tuvo que soportar cuatro extracciones, mi gato definitivamente tenía bastante dolor y no había pasado un buen momento.

Lo que aprendí de esa experiencia fue:

1. No se puede tratar lo que está mal, si usted no puede ver o acceder a él.

2. Cepillarle los dientes realmente no es opcional.

3. Procedimientos de odontología sin anestesia en gatos es muy mala idea.

Un poco de historia: Mi gato Wilson entró en nuestras vidas cuando tenía alrededor de 4 años y medio. Yo no tenía prácticamente ninguna información sobre su historial médico, así que no tenía forma de saber si él había tenido limpiezas dentales antes o el beneficio de cualquier radiografía anterior para encontrar una pequeña pista sobre el origen de la inflamación de las encías.
 Mi miedo a anestesiar a mis gatos, a menos que hubiera una razón convincente y obvia para hacerlo , dio lugar año prestar suficiente atención a la cuestión de la salud bucal de mi gato. Ahora con mas experiencia me doy cuenta, de que si yo tenía tanto miedo a anestesiarlos, lo que tendría que haber hecho era cepillarles los dietes todos los días, desde el primer momento que mis gatos aparecían en mi casa.

Pasé años sin saber la condición de carnívoro obligado de un gato, había colocado mi confianza ciega en la industria de alimentos para mascotas, y supuse que si un veterinario me decía que estaba bien, debía estar bien alimentar a los gatos con alimento seco con cereales.  Además, pensé, bueno si  "todos lo hacen" y si el gatito no parece enfermo, entonces todo debe estar bien.  Esto no duro mucho, ya que mi gato desarrollo EII (Enfermedad Inflamatoria Intestinal).
Luego de esto empecé a tener desconfianza de los veterinarios, porque sentía que habían traicionado a mi gato y a mí, ya que yo había confiado en sus consejos, y mi gato enfermo a causa de ellos. Ahora, volviendo al tema de los dientes, cabe aclarar que hay que tener especial cuidado con ellos.

Las tres grandes lecciones sobre la salud bucal de los gatos son:

Lección Uno.  No se puede tratar lo que está mal, si usted no puede ver o acceder a él.

Si su veterinario examina la boca de su gato y todo "se ve" bien, es posible suponer que no hay necesidad de hacer nada más. 
Pero, las probabilidades de que un gato desarrolle enfermedad periodontal, son más altas de lo que muchos imaginan.
Además de acuerdo con un documento del dentista veterinario Dr. Thomas Chamberlain, aproximadamente el 85% de los gatos y los perros desarrollan enfermedad periodontal.

El ochenta y cinco por ciento, eso significa que se estima que sólo el 15 por ciento de los gatos tienen bocas razonablemente sanas.

Esas son probabilidades realmente horribles. La mayoría de los gatos comen alimentos secos, así que obviamente, loa alimentos secos no está ayudando a prevenir la enfermedad periodontal.

No me fijo únicamente en los números como guía para medir la salud de mi gato o decidir lo que debo o no debo hacer por el o ellos, pero esta es una estadística preocupante.

De todas maneras una buena dieta no da una garantía al 100%, hay gatos que tienen una dieta excelente y tienen mal los dientes, y gatos que tienen  una dieta pésima y tienen los dietes bien. Pero un porcentaje, si lo asegura la dieta. 

Lo que sí sabemos es que la única manera segura, humana y fiable de determinar si un gato tiene enfermedad periodontal es poner el gato bajo anestesia. 
Porque es sólo bajo anestesia que un veterinario puede evaluar lo que está pasando debajo de las encías. 
Y es sólo con anestesia que podemos obtener el beneficio de los rayos X, una herramienta increíblemente valiosa.
Es sólo bajo anestesia que un veterinario puede limpiar debajo de las encías (el área subgingival) donde el sarro da rienda suelta a sus estragos más graves. 

Lección Dos. El cepillado de los dientes realmente no es opcional

Teóricamente es una gran idea, pero poco práctico y realista, ¿no?

La idea misma de cepillarle los dientes a un gato cada día, sonaba casi tan realista para mí como la sugerencia de los años 1950 de "cómo mantener una casa perfecta".

Lógicamente muchos pensaran, que los gatos odian ser ensuciados.  O también se preguntaran ¿Realmente un gato me va a dejar cepillarle los dientes, sin que me arañe todas las manos y los brazos? Mi gato es tranquilo pero no creo que soporte algo asi...

Compré cepillos de dientes para mis gatos hace años y después de dedicar algunos minutos a intentar cepillarles los dientes, sin éxito, una o dos veces, deje los cepillos olvidados en un cajón.

Está bien, voy a admitir esto también: cepillar los dientes de un gato me parecía bastante antinatural.  ¿Desde cuándo un felino en la naturaleza se cepillaba los dientes?

Recuerdo un momento en que pensé que hacer yo mismo la comida de mi gato era absurdo. Pero ahora no puedo imaginar la alimentación de ellos de otra manera.  Poco a poco he llegado a la misma idea con cepillado de dientes.

Solía decirme a mí mismo: "si no puedo cepillar sus dientes, no es problema, ya que si sus dientes necesitan atención los llevo a una limpieza dental y que se hagan cargo los veterinarios."  De nuevo citando el folleto impresionante del Dr.  Chamberlain : "... los dueños de mascotas a menudo tienen expectativas poco razonables sobre lo que el dentista veterinario puede proporcionar de una limpieza profesional una vez al año o dos."

¿Por qué?  Como el folleto del dentista veterinario dice: "La regla de oro de la atención domiciliaria permanece en cepillarle los dientes a los gatos"  Hasta que no tengamos la respuesta de cómo prevenir de manera fiable la formación de placa en los dientes de un gato, la única manera confiable es con el cepillado.  Claro, hay otras estrategias que sin duda pueden ayudar a apoyar la salud dental. La  inclusión en la alimentación de grandes trozos de carne de músculo, suele ayudar a limpiar los dientes, pero no alcanza solo con esto.  Me gustaría que así fuera, pero no lo es.

Mi veterinario me informó después de la cirugía dental de mi gato Wilson, que mientras estaba bajo anestesia, trabajando en un área con mucha sensibilidad el dolor que tenía mi gato era tan intenso, que incluso bajo anestesia el cuerpo de mi gato estaba reaccionando a la herida cuando está sedado. Eso no es lo que ninguno desea que le suceda a su gato

Cuando usted lee o escucha que "los gatos ocultan el dolor " o "los gatos tienen alta tolerancia al dolor" preguntate  ¿Quieres  que tu gato "tolere" el dolor?  ¡No! 

No hay que confundir "la tolerancia al dolor" por "el dolor no duele al gato". Su gato no tiene una opción, si hay cosas desagradables pasándole, y no puede hacer nada al respecto para resolverlas,  las tiene que aceptar y seguir adelante lo mejor que puede y eso es lo que significa "la tolerancia al dolor".  La fuente del dolor debe ser tratada. 

La Universidad de Cornell tiene un video fabuloso, sobre la forma de abordar el cepillado de los dientes en gatos, usando un programa de cuatro semanas para que los gatos se acostumbren paulatinamente.  Empecé a cepillar los dientes de mis gatos (¡por fin!) en 2011 y no fue tan trágico como me lo imaginaba. 

Seguí las instrucciones y trucos del vídeo la Universidad de Cornell, aunque por mi experiencia lo mas fácil es comenzar cuando están dormidos. Mis gatos son bastante dóciles y no fue tan complicado. Con mi gata de seis meses de edad me di cuenta que podía cepillarlo los dientes mientras estaba acurrucada y entonces le cepillaba los dientes rápido y ella ni se daba cuenta.  Cada gato y cada gatito es diferente.

Recuerde que usted no tiene que cepillar el interior de los dientes, sólo el exterior  y realmente todo lo que se necesita es un cepillado rápido, repetidos de las filas superior e inferior de los dientes (incluyendo los dientes delanteros).  Utilizamos pasta de dientes especial para gatos con sabor (a marisco en el caso de mis gatos).

Cuatro puntos a saber antes de empezar:

*Con un gato adulto, no se comienza a cepillarle los dientes antes de que el gatito haya tenido un examen dental completo bajo anestesia general.  Si el gato tiene alguna zona dolorida, el cepillado de dientes puede causar dolor más grave en las encías inflamadas y vendrán más problemas.  El gato no sabe que usted le cepilla los dientes por su bien, así que no va a ser agradecido, por lo tanto muchos se dan por vencidos enseguida. Asegúrese antes de comenzar con el cepillado, de que un veterinario revise minuciosamente la boca de su gato para a continuación comenzar a adaptar al gato al cepillado.
*Nunca use pasta de dientes de humanos para un gato.  Use un poco de pasta de dientes especial para gatos.
*Prepárese para encontrar el cepillo que funcione para usted.  Yo uso el "C.E.T. Mini-Toothbrush", que es el más práctico para mis gatos. Pero cada uno elije el que mejor le funcione. Este es el que yo utilizo:

*Tenga paciencia para ir poco a poco.  Mantenga sus ojos en el gran premio, que es ganar la confianza suficiente de su gato, para que el cepillado sea una experiencia normal, no traumática o no desagradable.  Esté dispuesto a aceptar que en un primer momento, el gato no se va a dejar cepillar los dientes. Sea consistente y disciplinado en hacer esto un poco cada día.  Y premiar al gatito después de cada sesión.  Su paciencia se verá recompensada.

Lección Tres. Tratamientos odontológicos, sin anestesia, en cualquier mascota son muy mala idea.

Soy inflexible en el tema de la nutrición felina, pero también lo soy en este tema, nunca debe hacerse ningún procedimiento odontológico a un gato sin anestesia.

Te ruego que no dejes que tu gato se convierta en una víctima de la nueva tendencia de hacer procedimientos odontológicos sin anestesia a las mascotas.  No sé de ningún dueño de gatos al que le agrade la idea de poner a su querido animal bajo anestesia general, si hay una alternativa.  Entiendo.  Pero la realización de limpiezas dentales cuando un gato está despierto es ineficaz en el mejor  de los casos y lo peor de todo es el dolor que siente el gato.

Recuerdo lo que he mencionado anteriormente, mi gato Wilson sufría un estado de dolor crónico, porque yo no había controlado su salud dental.  Pero incluso bajo anestesia su cuerpecito se estremeció, cuando el veterinario estaba trabajando en torno a una zona particularmente dolorida de su boca.  ¡Me estremezco al pensar cuánto dolor hubiera sufrido, si no hubiera estado bajo anestesia!

Aparte del dolor significativo que conlleva un tratamiento odontológico sin anestesia para un gato (recuerde, que los gatos esconden el dolor de manera eficaz ) es peligroso para el veterinario y es peligroso para el gato.  Un veterinario no puede tratar algo sin verlo, por eso el gato debe estar bajo anestesia. Hay algunos veterinarios que solo hacen limpiezas dentales superficiales sin abordar lo que hay debajo de la línea de las encías.

Hacerle solo una limpieza superficial a los dientes de un gato es como creer que un automóvil va a funcionar bien, si solo se le hace un mantenimiento a la parte exterior, sin cuidar todo lo que hay debajo capó.

Finalmente, cuando los dientes de un gato se limpian bajo anestesia, el veterinario es capaz de utilizar un escalador ultrasónico y una pulidora de alta velocidad para suavizar el esmalte y asi asegurar que las bacterias no pueden volver fácilmente a conectarse con una superficie rugosa.  Esto no es posible durante una limpieza que se produce mientras el animal está despierto.

Odontología sin anestesia en gatos tiene el potencial de hacer daño de verdad a su gato.  Por favor, no exponga innecesariamente a su gato al dolor.