Dieta cruda para gatos
Articulos traducidos del ingles al español

Salmonella

¿Los huevos crudos son seguros para alimentar a un gato? Usted puede preguntárselo después de enterarse de que estos pueden estar contaminados con salmonela. Los huevos son una gran fuente de alimento para los gatos. Las yemas de huevo crudas son una buena fuente de proteínas, ácido fólico, vitamina B12, ácidos grasos omega-3 y omega-6. Los huevos son también una buena fuente de luteína antioxidante. Las claras de huevo son una excelente fuente de proteínas libre de fósforo para aquellos gatos que necesitan una dieta reducida de fósforo. Las claras de huevo se deben servir cocidas, porque las claras de huevo crudas puede interferir con la absorción de la biotina.


 

Los huevos frescos de una gallina saludable están libres de bacterias. Las cascaras y las claras de huevo normalmente hacen un excelente trabajo para defenderse de los patógenos, y los huevos son naturalmente resistentes a las bacterias como la salmonella. Tienen defensas químicas que combaten las bacterias. Una de ellas es una enzima llamada lisozima. La lisozima también se encuentra en los animales y los seres humanos en las lágrimas, la saliva y secreciones nasales. La lisozima tiene la capacidad de romper las paredes celulares y es eficaz en matar a gérmenes invasores. Además de lisozima, los huevos tienen enzimas y proteínas que matan patógenos de otras maneras adicionales. Pero si las gallinas mismas están infectadas por Salmonella, los huevos también lo van a estar.

¿Cómo estas gallinas contraen salmonela? La contaminación puede provenir de los roedores. Los roedores pueden portar la bacteria salmonella y depositarla mediante sus excrementos los recipientes de alimentación de los gallinas, y estas acabar ingiriéndolo y transmitiéndolo a los huevos que ponen. Los informes de las instalaciones de producción de huevo infectadas por salmonela, tienen infestación de roedores, junto con grandes acumulaciones de estiércol, aves silvestres en los galpones y muchos otras condiciones insalubres.

Instalaciones donde las aves son enjauladas y hacinadas pueden afectar la calidad nutricional de los huevos, también. Un estudio reciente describe el grado en que el valor nutricional de un pollo y los huevos de gallina han cambiado desde que la agricultura a gran escala fue introducida. El estudio comparó el contenido de grasa y el omega de pollos desde 2004 a 2008 con el contenido visto en los pollos desde la década de 1970. Se encontró que el pollo tiene hoy considerablemente más grasa que el pollo de la década de 1970. Los pollos en las granjas a gran escala, actualmente son alimentados con alimentos ricos en energía - principalmente cereales - que están disponibles las 24 horas del día. Las gallinas hacen poco de ejercicio y son criadas para subir de peso rápidamente, lo que significa que engordan rápido. La falta de ejercicio también significa una falta de fibras musculares de acción rápida que son ricos en omegas. Los alimentos ricos en energía también son deficientes en ácidos grasos omega. La proporción de ácidos grasos omega 6 y omega 3 en la carne del ave se ha incrementado hasta un máximo de 9: 1, mientras que 2: 1 es lo recomendado. Cuando son más altos se asocian con la promoción de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y enfermedades inflamatorias y autoinmunes. En contraste, las aves de corral consiguen altos niveles de omegas de los alimentos que comen, principalmente vegetación verde.

Por lo tanto, hay más razones de que sólo hay una menor probabilidad de contaminación si se opta por los pollos de corral y sus huevos; que es una opción más saludable, también. A los pollos que se les permite andar y comer la vegetación serán más saludables y más nutritivos que los pollos alimentados con una dieta deficiente en ácidos grasos omega-de cereales.