Dieta cruda para gatos
Articulos traducidos del ingles al español

Lipidosis hepatica

Es frecuenta la siguiente consulta: “Estoy tratando de hacer la transición de alimentación de mis gatitos reacios a comer una dieta cruda. Siempre termino dándoles algo más ya que he leído todas las advertencias acerca de que los gatos no pueden dejar de comer por muchas horas porque pueden llegar a desarrollar lipidosis hepática. ¿Qué tan peligroso es para un gato estar unas horas sin comer?  También he leído que los gatos con sobrepeso son más propensos a contraerla.  ¿Qué debo tener en cuenta?”

La lipidosis hepática, también llamada enfermedad de hígado graso, puede ser la enfermedad más frecuente del hígado del gato.  Se produce cuando hay una acumulación excesiva de grasa en las células y tejidos del hígado.  Si no se detiene, esta enfermedad progresará y va a conducir a la disfunción hepática y vías biliares, y finalmente la muerte.  Pero, ¿Cómo empezó?

Cuando un gato ha pasado por un largo período sin comer, las células de grasa almacenadas en el cuerpo metaboliza para obtener energía.  Esta es la respuesta normal a la inanición en todos los animales.  La grasa está empaquetada con proteínas y se envía a través del torrente sanguíneo a las células en el cuerpo.  Pero, en un animal que no está comiendo, hay una falta de proteínas disponible para hacer esto, por lo que la grasa se acumula en el hígado y altera la función hepática.  La disfunción hepática resultante también hace que el gato sea menos propenso a querer comer, ya que se siente enfermo, lo que empeora aún más la situación.



Gato con ictericia

Hay dos tipos de lipidosis hepática:
 
• Lipidosis hepatica idiopática: El gato deja de comer, al parecer sin motivo.  Esto es causado principalmente por el estrés, tales como un cambio de dieta, un nuevo animal en el hogar o la muerte de un animal de compañía o humano.  Los gatos son muy sensibles a los cambios en su entorno.
•Lipidosis hepatica secundaria: Esta se produce como resultado de un estado de enfermedad preexistente como la diabetes, la enfermedad gastrointestinal, pancreatitis o colangiohepatitis.  Todo esto puede conducir a la anorexia, que a su vez pueden conducir a la lipidosis hepatica.

¿Cuánto tiempo un gato tiene que estar sin comida para desarrollar una lipidosis hepatica?

Depende de la condición corporal del propio gato.  Por ejemplo, un gato obeso sufrirá mucho antes una lipidosis hepática que un gato joven y flaco.  El rango promedio de días sin comida para que esta enfermedad se convierta en mortal puede variar de dos a diez días.  Si un gato sobrevive, es muy probable que tenga daños en órganos como resultado. Cuando hay una sospecha de lipidosis hepatica, el veterinario debe medir las enzimas hepáticas, que se verían incrementadas si el gato tiene la enfermedad. Las radiografías y ecografías también se pueden utilizar, sobre todo para descartar otras enfermedades asociadas. Sin embargo, la única manera de estar seguro acerca de un diagnóstico lipidosis hepatica es mediante la realización de una biopsia hepática.  Este procedimiento se realiza bajo anestesia y el paciente debe permanecer durante la noche en el hospital para el seguimiento con el fin de evitar más complicaciones.

¿Qué debo tener en cuenta?

 Los gatos con lipidosis hepática generalmente tienen antecedentes de anorexia y pérdida de peso justo antes de ser diagnosticados.  Los gatos con lipidosis hepática idiopática también son más propensos a ser obesos antes de que comenzara la inanición.  La historia médica también pueden incluir vómito, diarrea, estreñimiento, falta de apetito y letargo si hay una condición subyacente.  En etapas posteriores de la enfermedad del gato, puede tener mucosa de color amarillento o piel piel amarilla, junto con un agrandamiento del hígado.

¿Cómo se trata?

La terapia nutricional intensiva es la regla de oro cuando se diagnostica lipidosis hepática.  El gato debe obtener proteínas y calorías para el hígado para reanudar su función y limpiar la grasa acumulada.  Muchos gatos tendrán que ser alimentado a través de un tubo de alimentación, porque un gato con lipidosis hepática no querrá comer por sí mismo.  Esto permite darle al gato un alimento rico en calorías, alto en proteínas directamente en el estómago o el esófago.  Generalmente, se necesitará este tipo de alimentación durante varias semanas.  Electrolitos y vitaminas también se pueden dar, en base a las necesidades individuales del gato.  Si se trata a tiempo, la mayoría de los casos se pueden invertir.  Si no se trata la lipidosis hepática da lugar a la muerte.  

¿Cómo puedo prevenir la lipidosis hepática en mi gato?

 La naturaleza sabe lo que es bueno para su gato, por lo que con el fin de prevenir la aparición de esta enfermedad, hay que imitar la frecuencia y el tipo de alimento que su gato en la naturaleza.  Esto significa que su gatito no debe pasar más de 24 horas sin comida nunca.  Si esto pasara por algún motivo, usted debe llevar inmediatamente al veterinario a su gato para un chequeo completo.
 
Algunos consejos para ayudar a prevenir la lipidosis hepática:
•Trate de darle a su gato un ambiente libre de estrés.
•Nunca ponga su gato en una dieta sin supervisión veterinaria.
•Asegúrese de que su gato come todos los días aunque parezca algo obvio.
•Trate de evitar la obesidad en su gato.  Un gato gordo no es un gato sano.