Dieta cruda para gatos
Articulos traducidos del ingles al español

Proteina animal vs vegetal

Alguien puede preguntarse: He leído que las proteínas vegetales son inferiores para los gatos que las proteínas de carne.  ¿Cuál es la diferencia?  ¿Por qué es importante de donde la proteína vino?

No todas las proteínas son iguales.  Las proteínas se componen de cadenas de aminoácidos y hay un gran número de combinaciones diferentes que sirven para muchas funciones en el cuerpo.  Las proteínas son los componentes estructurales y de tejidos en el cuerpo, enzimas y anticuerpos y sirven funciones de mensajería y de transporte.  Las proteínas ingeridas varían considerablemente en lo bien que son utilizadas por el cuerpo.  Las proteínas de origen vegetal no tienen el mismo perfil de aminoácidos que las de carne y estas diferencias son cruciales para gatos.  La dieta natural de los gatos salvajes es una dieta basada en carne de roedores y pájaros.  Los gatos están metabólicamente adaptados para utilizar preferentemente la proteína y la grasa como fuente de energía, no los carbohidratos.  Hay una diferencia sustancial en las necesidades de proteínas entre nuestros gatos como carnívoros estrictos y otras especies de carnívoros, tales como el perro.  Los gatos adultos requieren de dos a tres veces más proteínas que los adultos de cualquier especie omnívora, como los humanos. 


Los gatos tienen una capacidad limitada para ajustar la utilización de las proteínas a la cantidad de proteínas disponibles en sus dietas.  En otras palabras, necesitan quemar proteínas para obtener energía, incluso si no están recibiendo suficiente en su dieta.  Los gatos han perdido una serie de vías metabólicas que los omnívoros todavía utilizan para metabolizar los alimentos de origen vegetal.  Han perdido estas vías porque en su hábitat natural cazan especies de presa que son ricas en proteínas a base de carne, por lo que ya no se necesita la capacidad de metabolizar eficientemente material vegetal.

Los gatos tienen una mayor necesidad de aminoácidos específicos en su dieta en comparación con otras especies.  Algunos de estos aminoácidos importantes son: taurina, arginina, metionina y cisteína.  Su dieta natural contiene abundancia de cada uno de estos aminoácidos en forma de proteínas a base de carne.

La taurina es esencial en los gatos porque no pueden sintetizarla a partir de los precursores típicos de metionina y cisteína.  La taurina se encuentra en las proteínas de origen animal, pero no en las proteínas vegetales y debe ser complementado en la mayoría de los alimentos para mascotas comerciales cocidos.  La deficiencia de taurina puede causar ceguera, fallo reproductivo y la miocardiopatía dilatada. 
 
La arginina es otro aminoácido esencial, que los gatos no pueden sintetizar y deben tener en su dieta.  La arginina es abundante en los tejidos de su presa pero es deficiente en las fuentes de proteínas de origen vegetal.  La deficiencia de arginina causa salivación, alteraciones neurológicas, hiperestesia, emesis, tetania y coma. 

Los gatos tienen altos requerimientos de metionina y la cisteína.  Estos aminoácidos son importantes como fuente de energía para los gatos.  Los gatos utilizan proteínas para el mantenimiento de los niveles de glucosa en sangre, incluso cuando las fuentes de proteína en la dieta son limitadas.  Las deficiencias pueden desarrollarse en los gatos alimentados con proteínas de origen vegetal.  La metionina y la cisteína se convierten en importantes antioxidantes y eliminadores de radicales libres.  También se utilizan en la producción de felinina, que es importante en el marcado territorial.  Una deficiencia puede ser visto como un crecimiento pobre en los gatitos, o formación de costras o problemas de la piel en gatos adultos. 

La tirosina es otro aminoácido importante en los gatos.  Desempeña un papel importante en la síntesis y la homeostasis de la melanina (el cabello y la piel negra y su pigmento).  Esta deficiencia se observa más comúnmente en gatos negros cuyo cabello se vuelve de color marrón rojizo.  Este cambio puede ser revertido mediante la alimentación de los gatos con un aumento de los niveles de tirosina a través de las dietas altas en proteínas de origen animal. 

En la comida para gatos comercial, el porcentaje de proteína expresada por un producto puede pasar por alto dos factores muy importantes. El valor biológico de la proteína nos dice lo beneficiosa que es la proteína para nuestros gatos debido a la facilidad con que la proteína puede ser utilizada por el gato. 
 Los huevos de gallina tienen un valor biológico de 100. El valor biológico del pollo es de 79, la carne de vacuno es 80. El valor biológico del trigo es de 60, y del maíz es 54. Es fácil concluir que las proteínas de la carne tendrán una mayor digestibilidad en los gatos que las proteínas vegetales. 
 
Los gatos son carnívoros estrictos que dependen de los nutrientes de los tejidos animales para satisfacer sus necesidades nutricionales específicas y únicas.  Las limitaciones de la sustitución de proteínas de origen animal con proteína de origen vegetal en la alimentación formulada comercialmente para gatos está siendo cada vez más reconocida.  Basta con observar el contenido total de proteínas de un alimento para determinar si el alimento es una buena opción para su compañero felino.